Líder y gestor social por naturaleza. Hombre honesto que cumple sus compromisos con hechos y siempre recupera la palabra empeñada. Acostumbrado a convertir las adversidades en oportunidades. Apasionado por resolver los problemas junto a la gente.

Nació en la villa Tepetitán, Macuspana, Tabasco, un 14 de enero de 1955. Felizmente casado con la educadora Crystel Hernández de Rovirosa. Padre de José Eduardo, Lilia Isabel, Eduardo y Crystel.

Su entusiasmo por el campo y las necesidades de éste, lo llevaron a estudiar medicina veterinaria y zootecnia en la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco.

Es el tercero de siete hermanos de un matrimonio con sangre comprometida con su pueblo, pues su padre, José Eduardo Rovirosa Carrillo, “Don Pepe Rovirosa”, también fue alcalde de Macuspana de 1980 a 1982. Su madre, doña Ada Ramírez de Rovirosa, fue una mujer altruista muy querida y recordada en su pueblo natal, no en balde la primaria de Tepetitán lleva su nombre.

Su pasión por servir a los demás lo ha llevado a convertirse en el más grande gestor social que ha dado Tabasco, con lo que no solo ha podido ayudar a los más necesitados de su tierra, sino también a miles más a lo largo y ancho de su querido estado.

Por segunda ocasión ocupa el honroso cargo de presidente municipal de su natal Macuspana, para el periodo 2016-2018; la ocasión anterior lo fue en el trienio 2001-2003. Antes, en 1990, le tocó ser el fundador y, por ende, el primer director del Centro de Capacitación y Reproducción de Especies Menores (Cecarem).

En su carrera partidista ha ocupado los cargos de secretario de gestión social del comité directivo estatal, del Partido Revolucionario Institucional, además de consejero político estatal y municipal

Titular Transparencia

Titular Transparencia
Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top